Dulces Recetas dulces

Dulce de membrillo

Ya tengo una buena producción de dulce de membrillo gracias a Angie y Juan. No hay nada mejor que preparar los dulces caseros en casa. Este en concreto yo lo utilizo mucho durante todo el año para hacer la pastafrola, que como ya les comente es la preferida de mi primogénito. También lo utilizamos para tomar como postre, como ya les conté en el post anterior, el famoso y popular postre Argentino “vigilante” está compuesto de dulce de membrillo y queso. Se dice que fue creado en 1920 en una cantina de Palermo viejo, barrio porteño por aquel entonces de compadritos y malevos, este lugar era frecuentado por los policías de la comisaría de la zona, que tenián como costumbre pedir este postre, de ahí su nombre “vigilante”. Depende la región se usa un tipo de queso diferente, siendo el mejor el queso Holanda, más conocido por queso Mar del Plata, se cree que fué denominado con este nombre por aquellos inmigrantes que se afincaron en este zona costera y comenzaron a producirlo. Animaros a prepararlo!

 

 

Ingredientes

800 gr de membrillos

400 gr de azúcar moreno

400 gr de azúcar blanca

1 limón sin piel ni pepitas

2 cdas de canela en polvo

 

 

 

Preparación en thermomix

Colocar en el vaso el limón, pelado y sin pepitas, 400 gr de membrillos con piel, bien lavados, cortados en cuartos y sin pepitas y 400 gr de azúcar moreno y programar 30 seg/veloc.progresiva 5-10. Colocar los membrillos y el azúcar restantes y de nuevo programamos  30 seg/veloc.progresiva 5-10. Bajamos los restos hacia las cuchillas.

Programamos 30 min./100º/vel.5, cuando queden diez minutos para finalizar, retiramos el cubilete y colocamos el cestillo para que evapore y se caramelice. Una vez terminado retiramos y colocamos en un recipiente y dejamos enfriar.

 

Preparación tradicional

Frotamos los membrillos con un lienzo para quitarles la pelusa. Colocamos en un cacerola cubiertos con agua y los hacemos hervir hasta que estén tiernos, escurrimos y reservamos el agua de la cocción. Cortamos en cuartos retirando los centros y las semillas. Trituramos y pesamos los membrillos. Colocamos la misma cantidad de azúcar que de membrillo en un cacerola. Cocinamos, revolviendo de vez en cuando con cuchara de madera hasta que la preparación comience a separarse del fondo. Revolver entonces continuamente. Añadir una cucharada de agar-agar por kilo de fruta. Proseguimos la cocción unos minutos más. Vertemos el dulce en un recipiente humedecido con agua, dejar enfriar y desmoldar.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: